Informe Forense para custodia

Informe forense o peritaje para favorecer la custodia de los hijos

Informe forense¿Estás en un proceso de divorcio y no consigues llegar a un acuerdo sobre la custodia de los hijos? Un informe forense o pericial puede ser una herramienta fundamental en este proceso. Un psicologo forense puede hacer una valoración completa y objetiva de la situación. Esto asesorará al juez a la hora de obtener las conclusiones del juicio o demanda.

Divorcio y resolucion de custodia. ¿Para que sirve un informe forense?

Los procesos de divorcio son situaciones de crisis en las que hay que tomar muchas decisiones importantes. Por ejemplo, la custodia de los hijos. Lo ideal es una mediación y que ambos progenitores puedan llegar a un acuerdo satisfactorio. Todo esto sin tener que pasar por el estrés de un juicio.

Sin embargo, cuando las partes no llegan a un acuerdo es el juez el que determina la decisión sobre la custodia. En estos casos, cada vez es más importante la figura del psicologo forense

Informe forenseEl perito o psicologo forense tiene la labor de realizar una evaluación completa de la situación familiar. Así como del estado psicológico de las partes implicadas. Tras la evaluación, el psicologo forense realiza un informe pericial o forense. Éste puede utilizarse en el juicio para valorar cuestiones como la guardia y custodia de los hijos, el régimen de visitas, etc.

Asesorarse con un Psicologo Forense

El informe realizado por el especialista pretende asesorar al juez para que pueda tomar una decisión cuyo objetivo principal es favorecer a los hijos. Y por supuesto, que éstos no se vean perjudicados por las diferencias entre sus padres.

En el informe pericial el objetivo principal debe ser proteger y favorecer el bienestar de los hijos y que éstos no se vean perjudicados por las diferencias y tensiones que puedan existir entre sus padres.

Cuando las partes no consiguen llegar a acuerdos suele haber mucha tensión y el proceso se complica y se alarga. Los miembros pueden sentir muchas emociones como rabia, frustración, tristeza y ansiedad. Todas estas emociones y los temas no resueltos en la pareja que quiere divorciarse dificultan la toma de decisiones. Y pueden entrar en un bucle en el que no se escuchan o cualquier propuesta del otro será descartada.  La pareja que tramita un divorcio termina en una especie de lucha de poder que no es constructiva. Y que en la mayoría de los casos acaba perjudicando a los hijos.

Por todos estos motivos, la labor de los psicologos forenses es fundamental. De la misma forma que contar con un informe forense para aportar al proceso judicial. La figura profesional externa es quien trabajará para valorar la situación más recomendable para el bienestar de los hijos.

No hay comentarios

Agregar comentario